Recomendaciones para Elegir un Transporte Escolar

Decidir correctamente quién se hará cargo de trasladar a nuestros hijos diariamente desde la casa al colegio y viceversa puede, en la eventualidad de un accidente, marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Según la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), cerca de 180 mil niños son víctimas de accidentes escolares al año. Y, si bien los accidentes de trayecto sólo representan el 3,5% del total, estos son los que producen lesiones de mayor gravedad.

Para ello, las autoridades han llamado a los padres a ser los principales fiscalizadores, tomando en cuenta que los conductores deben tener licencia profesional A-1 o A-3, deben estar inscritos en el registro nacional de transportes escolares y, para furgones fabricados posterior al año 2007, deben contar con cinturones de seguridad en todos los asientos.

Requisitos para un transporte escolar:

  • Ser un furgón de color amarillo de una cilindrada igual o superior a 1.400 cc.
  • No sobrepasar la capacidad del vehículo, la que debe estar señalada en el certificado de revisión técnica respectivo y en forma visible al interior del furgón. Para determinarla, se considerará que el ancho del asiento para un niño es de 30 centímetros.
  • Tener en el techo un letrero triangular que diga “Escolares”. Es un letrero tipo, idéntico para todos los furgones, de fondo amarillo con letras negras, reflectante o iluminado.
  • Los asientos deberán estar dispuestos hacia el frente, con ventanas a ambos lados de cada fila. La distancia entre las filas no podrá ser inferior a 53 cm. y los respaldos deben ser mínimo de 35 cm. de altura.
  • Todos los vehículos de transporte escolar de modelo 2007 en adelante deben tener cinturón de seguridad en todos los asientos. Los modelos de años anteriores no están obligados a cumplir este requisito.
  • Tener una tarjeta visible en todo momento con la identificación del conductor, estar inscrito en el Registro Nacional de Servicios de Transporte Remunerado de Escolares, tener revisión técnica al día y contar con extintor de incendios acorde al tamaño del furgón.
  • El transporte no podrá realizarse en un tiempo de viaje superior a una hora, desde la casa o domicilio del escolar y el colegio o viceversa.

El conductor:

  • Tener licencia de conducir clase A (transporte de pasajeros) y haber aprobado un curso en una escuela de conductores profesionales.
  • Estar inscrito en el Registro Nacional de Servicios de Transporte Remunerado de Escolares. Entregar una copia autorizada del certificado de inscripción en el o los establecimientos educacionales en los que presten servicios, así como a los padres y apoderados que lo requieran.
  • En caso de que el vehículo transporte a más de cinco niños en edad preescolar, debe haber otro adulto, además del chofer, que los cuide y que les ayude a subir y bajar del furgón.
  • Debe tener contratado el seguro obligatorio contra accidentes.

Recomendaciones para padres:

  • Prefiera siempre los vehículos recomendados por el colegio.
  • Converse personalmente con el conductor. Intercambie con él o ella todos los datos de contacto necesarios en caso de cualquier eventualidad.
  • Respete los horarios. Prepare a tiempo a sus hijos, evitando así que tenga que recuperar el tiempo perdido aumentando la velocidad.
  • Enseñe a los niños a ser pasajeros responsables, a subir y bajar con seguridad, a adoptar posturas adecuadas a bordo de vehículos en movimiento, no distraer al conductor, no sacar la cabeza o los brazos por las ventanillas ni apoyarse en las puertas.
  • Estimule a los niños para que transmitan a sus padres o profesores cualquier anomalía en el trayecto, como aceleradas, frenadas o virajes bruscos u otras conductas indebidas por parte del transportista. Enséñales a ser los mejores vigilantes de su propia seguridad.